Consejos para una gestión de inventario eficiente

Consejos para una gestión de inventario eficiente

Cuando se trata de administrar el inventario en un almacén, dos términos clave emergen: FIFO y LIFO. A pesar de sus siglas similares, representan enfoques completamente diferentes para la gestión de mercancías. En este artículo, descubriremos en qué consisten el método FIFO y el método LIFO, así como las ventajas y desventajas de cada uno, para ayudarte a tomar decisiones informadas en tu negocio.

FIFO: Primero en Entrar, Primero en Salir

El FIFO, que significa “First In, First Out” (Primero en Entrar, Primero en Salir), es un sistema que da prioridad a los productos que ingresaron primero al almacén. Es ampliamente utilizado para productos perecederos, como alimentos y medicamentos, que tienen una fecha de caducidad. El objetivo es asegurar que los productos más antiguos se vendan primero, evitando desperdicio y garantizando una rotación eficiente de existencias. Por ejemplo, en un supermercado, encontrarás los productos con fechas de caducidad más cercanas fácilmente accesibles para los clientes.

LIFO: Último en Entrar, Primero en Salir

El LIFO, que significa “Last In, First Out” (Último en Entrar, Primero en Salir), se diferencia del FIFO porque prioriza los productos más recientes en el almacén. Este enfoque se aplica principalmente a productos no perecederos, como materiales de construcción o productos que no caducan ni pierden valor con el tiempo. El LIFO evita la necesidad de mover la mercancía en el almacén, ya que los nuevos envíos se colocan en la parte superior de las estanterías o sistemas de paletización, lo que facilita su acceso al momento de realizar ventas.

Ventajas y Desventajas del FIFO y el LIFO

Ventajas del FIFO:

  • Minimiza el riesgo de pérdida de valor debido a la caducidad de los productos perecederos.
  • Promueve una rotación de inventario más eficiente.
  • Fácil implementación con sistemas de estanterías dinámicas.

Desventajas del FIFO:

  • Puede requerir más recursos y tiempo para mover productos en almacenes con operaciones manuales.
  • No siempre es ideal para productos con alta demanda.

Ventajas del LIFO:

  • Es útil para productos que no caducan y tienen una larga vida útil.
  • Evita la necesidad de reorganizar el inventario constantemente.

Desventajas del LIFO:

  • Puede resultar complicado para productos con una alta rotación o demanda constante.
  • Puede llevar a una menor rotación de existencias, lo que aumenta el riesgo de obsolescencia.

En resumen, tanto el método FIFO como el método LIFO tienen sus ventajas y desventajas, y la elección del más adecuado para tu negocio dependerá de la naturaleza de los productos y la demanda del mercado. Al comprender la diferencia entre estos dos enfoques, estarás mejor preparado para tomar decisiones informadas que optimicen la gestión de tu inventario y, en última instancia, impulsen el éxito de tu almacén o negocio. 

¡Recuerda siempre adaptar tus estrategias según las necesidades cambiantes de tu mercado y mantente a la vanguardia de la eficiencia logística!

¡Confía en Alimentika.cl y lleva tu negocio.

Etiquetas